30 oct. 2004

Costumbres Argentinas.

Hace poco recibí por e-mail una de esas benditas realizaciones hechas con PowerPoint. Detesto ese tipo de mails y no voy a hacer demasiado ruido con eso, ya que estoy seguro de que la mayoría de nosotros lo hace. Pero de todos lo abrí, ya que me lo había enviado un familiar y quería ver de qué se trataba.
En síntesis: era una presentación sólo de texto y entre las muchas cosas que decía les transcribo éstas, que tienen la única virtud de ser cortas; el resto era similar pero más extensas.

Sólo pasa en Argentina:
"Que lo único que se consigue barato y que nunca aumenta es el sueldo."
"Que una pizza llega más rápido a tu casa que una ambulancia o que un patrullero."
"Que nos acordamos quién fue el número 8 de la selección nacional en el Mundial de las Islas Fidji pero no sabemos quiénm fue el mejor Ministro de Educación, de Salud o de Justicia."
"Que las cárceles están llenas pero los culpables nunca están adentro."

Etc., Etc., Etc.

Bueno, ya dije que detesto este tipo de presentaciones, pero ésta en particular fue la que rebasó todo límite. Como alguna vez hablamos con Daniel K, y Un Ermitaño Sociable y otros en referencia a unos interesantes comentarios en En busca del tiempo perdido: si el lenguaje, si las palabras, si las ideas son las que forman nuestra percepción del mundo (Schopenhauer, Russell) ¿No será que seguimos pensando que somos la lacra del universo porque PENSAMOS que lo somos? Y esto no ocurre solo en Argentina. He tenido la oportunidad de viajar por varios países de latinoamérica y pude notar de que ésta es una idea común. Ahora, que vivo en Miami, me encuentro con que la mayoría de los inmigrantes están convencidos de que sus países de origen son un cúmulo de actitudes negativas, de políticos corruptos (solamente), de mediocridad general.
Y sí, no estoy tan ciego como para negarlo; pero de lo que estoy seguro es de que NO SOMOS LOS UNICOS. Ya es hora de que dejemos de considerarnos a nosotros mismos como partes de una sociedad mediocre y presa de una enfermedad terminal y comencemos a ver y a DECLARAR lo que realmente somos. No hay otro modo de solucionar un problema que enfrentarlo, así que si alguna vez tienen la oportunidad de conoceer a alguna de esas personas que se dedica a perder tiempo generando esas patéticas presentaciones, por favor pídanle que se cambie los anteojos y que comience a ver lo bueno que tiene Sudamérica.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...