7/5/2012

Misiles en los juegos olímpicos.



Los británicos analizan colocar misiles en los techos de los apartamentos en donde serán alojados los atletas en los próximos juegos olímpicos. La noticia, como es lógico,generó controversia; pero mayor fue el escándalo cundo alguien filmó material militar de alto calibre desatendido frente a una vivienda particular en Londres.
en fin, si los juegos olímpicos me importaban poco pues, con esto, me importa aún menos. Pero no dejo de preguntarme hasta qué grado de locura se puede llegar, tanto de un lado como del otro.

20/4/2012

Carta de un elefante de Botswana



Señor Rey de España: 

Soy un elefante de Botswana, el país africano en el que me dicen que su Majestad ha estado recientemente para descansar de sus fatigas, cazándonos en un safari. Los elefantes somos mansos, aunque fieros cuando nos atacan. También nuestros dioses, los de la sabana, son dioses buenos, no vengativos, aunque sí celosos de sus habitantes. 
Quizás por ello, han querido reservar su vida, importante para su país, aunque han querido advertirle con su caída y sus fracturas en el campamento desde donde salía para cazarnos, que sería mejor ya para su Majestad que ha vivido ya más de lo que vivimos uno de nosotros, dedicase su tiempo a otras cosas, en vez de venir a matarnos.
Por ejemplo a seguir a esa España que se está desmoronando económicamente, a ese 52% de jóvenes que sufren el aguijón del paro después de tantos años de estudios, o simplemente a disfrutar de ver a los animales correr y divertirse en su habitad natural, pero sin escopetas, con las manos vacías o llenas de flores.
Nosotros sabemos que no ha hecho nada ilegal viniendo y pagando muchos miles de euros para matar a uno de los nuestros. Se lo permiten las leyes de mi país. Para muchos, matar gratuitamente animales es como lo era antiguamente cazar a lazo a los negros o indios para esclavizarlos. 
¿Pero basta que algo sea legal para realizarlo? Existen también las leyes del corazón, no escritas, las de los sentimientos humanos, que dicen por cierto que son superiores a los nuestros y existen ciertos ejemplos que un Rey debe ofrecer de su vida incluso privada.
Su Majestad, desde su primer discurso como Rey, afirmó que quería serlo de todos los españoles. Yo sé que en España hay aún mucha gente que no se importa de ver sufrir o morir a los animales y que hasta se divierte observándolo. Pero existen también millones, sobretodo de jóvenes, que aman a los animales, que quieren protegerles y conviven con ellos. A esos millones de españoles, no creo que les guste especialmente la imagen de su Rey llegando a esta África, que es nuestro territorio, escopeta al hombro, para distraerse disparándonos sin que podamos defendernos.
Nos han dicho, Majestad, que posee una de las mejores colecciones de escopetas de caza que existen. ¿Podemos hacerle una sugerencia? Haga de ellas un museo y anuncie a los españoles, que su Rey ya no va a matar a ningún animal y que los años que aún le queden de existencia- que le deseamos sean aún muchos más de los que nosotros vivimos, los va a dedicar a distraerse a favor de la vida y no de la muerte.
Sabemos que nosotros, los elefantes, como el resto de los animales, no tenemos derechos. Nacemos para ser cazados y muertos. Pero queremos recordarle que nosotros no hacemos mal a nadie. Somos sensibles y humildes y hasta nos parecemos a ustedes los Homo Sapiens. Dicen los zoólogos que somos de los pocos animales que respetamos a nuestros difuntos y de los pocos que saben reconocerse, como los humanos, en un espejo. 
Es verdad que quizás para ustedes los humanos los elefantes seamos inútiles, no somos indispensables para nada, pero, no por ello deben tener el derecho de matarnos. También las monarquías hoy- y lo digo con todo el respeto- aparecen inútiles para muchos y no por eso se hace la caza a los reyes y reinas.
Y hablando de reinas, nos gustaría saber qué piensa su discreta y querida reina Sofía de su amor por la caza de elefantes. Ella como mujer y como madre, debe saber que en nuestra organización en la sabana, vivimos un reino matriarcal. Ellas, las elefantas, organizan y dirigen nuestra comunidad. Son madres amorosas, dan de mamar a sus hijos durante tres y hasta cinco años y sufren como ustedes los humanos cuando se los matan por capricho.
Por último nos gustaría que sus nietos y biznietos, Majestades, un día consiguieran divertirse sin necesidad de venir a África a cazarnos y arrancar nuestros colmillos de marfil para adornar los palacios reales con sus trofeos de muerte. 
Quizás, ni queriendo podrán ya hacerlo porque quedamos sólo 30.000 elefantes en todo el mundo y al ritmo con el que nos matan, sus nietos ya no tendrán como hacerlo, porque habremos sido extintos. Tendrán que conformarse con cazar cucarachas que al parecer tienen un millón de años y resisten hasta a las radiaciones atómicas. Nosotros, no. Somos más grandes, pero más frágiles. Quizás por ello nos amen tanto los niños a los que les gusta divertirse con nosotros. Vivos, no muertos.
Sólo desearle, Majestad, en nombre de nuestros dioses, que se recupere pronto del susto que le hemos dado, que no era para matarle, sino para hacerle pensar que sería mejor para su Majestad, que a la hora de dejar este Planeta, los elefantes que aún estemos vivos, podamos llorar por usted en vez de alegrarnos por haber perdido a un verdugo. 
Los vientos de la selva son misteriosos, Majestad. ¿ Por qué no nos regala sus escopetas en vida? 
Con respeto y en nombre de todos los elefantes de Botswana.

Sabio discurso de un Chamán 

Emilio Fiel

16/4/2012

En defensa propia.


Ésta es una excusa que vamos a escuchar a menudo a partir de estos tiempos complejos que corren. El problema está en que no pocas veces hay una verdadera razón detrás de ella. Y entiéndase bien el alcance de mis palabras; por supuesto que no justifico en absoluto lo que hizo este genocida, pero es evidente que el avance del Islam en Europa es alarmante y que vana atener que tomar medidas con cierta urgencia. Ya en dos posts en Oh, My God! hablé de uno de esto problemas acuciantes que se presenta n en la Europa de hoy. Si no se le pone freno a éste tipo de atropellos, creo que, desafortunadamente, veremos más a menudo a personajes como Anders Behring Breivik.

Aquí la noticia tomada de Página/12:
El asesino de Oslo afirmó que actuó "en defensa propia"
En el inicio del juicio en su contra, Anders Behring Breivik, responsable de la masacre perpetrada el 22 de julio pasado donde 77 personas murieron en el doble atentado en el distrito de Oslo y en la isla de Utoya, afirmó: "Reconozco los hechos pero no la culpabilidad. Actué en defensa propia". La primera jornada de la causa, que durará diez semanas, incluirá la lectura de la acusación y las intervenciones introductorias de las dos partes, y no está previsto que Breivik declare hasta este martes, aunque hoy deberá responder si se declara culpable o inocente.

Antes de cometer los ataques, Breivik, que se ha presentado como "escritor" a la pregunta del tribunal sobre su profesión, redactó y publicó en Internet un manifiesto de 1.500 páginas donde explicaba sus actos como reacción contra la “islamización de Europa” y contra la “izquierda multiculturalista”.

El tribunal deberá determinar si Breivik es o no penalmente responsable de sus actos, ya que nunca negó la autoría de los hechos, en cuyo caso sería ingresado en un psiquiátrico; o si era consciente de sus actos, con lo que alcanzará a recibir la pena máxima de 21 años de prisión, prorrogables de forma indefinida.

15/4/2012

Breve nota de un sudaca a los civilizados del norte

>
"Y de repente el toro miró hacia mí. con la inocencia de todos los animales reflejada en los ojos, pero también con una imploración. Era la querella contra una justicia inexplicable, la súplica contra la inexplicable crueldad. Ésta vez él me tuvo piedad a mí, y me sentí la peor basura del mundo".
Desconozco el nombre del torero al que se ha citado aquí. si alguien lo sabe, le agradecería que me lo hicieran llegar.

                            

Dice el escritor y periodista Jorge Ross en su libro La hora de los Jueces: ´´Es preciso estar mentalmente enfermo o ser el lógico engendro de una ignorancia tenebrosa para disfrutar con la práctica de la crueldad, pero utilizar el instrumento de la retórica para que esa práctica perdure, convertida en un derecho humano, es el acto demoníaco por excelencia´´.
                     
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...