23 nov. 2004

Déja-Vu; o Las Enseñanzas de la Historia. (Parte II)

or cuestiones de tiempo voy a hacer corta esta historia, ya que los hechos principales son los que importan.
Como les decía en el post anterior: Hace unos noventa años los ingleses ocuparon el territorio de Irak (en aquel entonces el territorio pertenecía al Imperio Otomano y lindaba con Persia) por cuestiones de petróleo. Pero las tropas inglesas no se dedicaron solamente a custodiar el oleoducto que ellos poseían en aquellas tierras, sino que se internaron en territorio turco y fueron conquistando ciudad tras ciudad.

(Agrandar)

El Mayor General Sir Charles Vere Ferrers Townshend, al comando de la 6th División (por tierra) y el Capitán Wilfrid Nunn (subiendo por el Tigris) fueron los encargados de ésta temprana comquista.
Luego de que el Capitán Nunn llegara a Basra, fue atacado por tropas turcas. La poca capacidad ofensiva de éstos hizo que las tropas inglesas (cuya mayor parte estaba formada por hindúes) los rechazaran. Los ingleses entonces avanzaron hasta Kurna y luego decidieran seguir hasta Amara, donde llegaron el 3 de junio. Nunn hizó la bandera inglesa en aquel lugar, aunque la situación en aquel lugar no era la ideal. (Nunn, por el río, había llegado mucho antes que Townshend y sus tropas, quienes avanzaban lentamente por el desierto).
Hasta aquí el avance había sido relativamente rápido y efectivo, el problema se presentaba a partir de aquí. El siguiente punto era la ciudad de Nasiriya, lugar donde las tropas turcas estaban bien pertrechadas. Los ingleses tomaron más de mil prisioneros, pero a un costo enorme: quinientas bajas fue el costo que tuvieron que pagar. Con Amara y Nasiriya ocupadas el General Sir John Nixon -Comandante Británico de la Mesopotamia- puso sus ojos sobre Kut-al-Amara. El 12 de septiembre comenzó el ataque; dos semanas después aún se combatía, aunque era evidente que las tropas turcas no podrían soportar el asedio mucho tiempo más. Dos días después Kut-al-Amara es tomada. Solo quedaba tomar Bahgdad, la llave de toda la región.
Pero esto no sería tan sencillo. De hecho, las batallas fueron crueles en extremo. Aún en aquella época, las bajas fueron de notables: las bajas turcas fueron de 6.188, mientras que los ingleses sufrieron 4.593.
Los ingleses fueron rechazados repetidas veces, y solo varios meses después, el 11 de marzo de 1917, pudieron entrar triunfantes en Bahgdad. La ocupación total llevó casi tanto tiempo como la guerra misma; pero la defensa del petróleo parece que bien valió la pena.


Tropas inglesas entrando a Bahgdad el 11 de marzo de 1917.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...