1 oct. 2005

Cuentos asombrosos. Parte I

Jorge Luis Borges, en 1944 publicó el cuento La muerte y la brújula, donde el personaje principal cometía una serie de crímenes debujando con ellos la figura de un tetragrámaton en la geografía de la ciudad.
La idea, en realidad, no era original (me refiero, claro está a la idea de "dibujar" un símbolo en las calles de una ciudad, no a la idea de los asesinatos); ya que 153 años antes, el arquitecto francés Pierre Charles L'enfant tuvo la misma idea y la aplicó a una ciudad que estaba diseñando por ese entonces y que luego tendría una enorme importancia a nivel mundial: Washington DC.
Pierre L'enfant era masón, y este hecho tiene una enorme importancia. Hay que tener en cuenta que el ocultista cree firmemente que un símbolo o un grupo de símbolos posee un poder inherente una vez se ha creado, y que estos símbolos poseen mayor fuerza cuando mayor es el desconocimiento que de ellos se tiene. Es así que Pierre L'enfant decidió ocultar algunos símbolos en las calles de Washington DC.
El primero de ellos es el Pentagrama, también llamado Tetragrámaton, Penta Alfa, Pentáculo, Estrella de cinco puntas, Etc. Hay que tener en cuenta que el pentagama es un símbolo con dos lecturas opuestas. Tal como aparece en el enlace anterior significa divinidad, colocado en sentido contrario es representación del demonio.
Ahora, vean esta foto tomada con el Google Earth:

Image hosted by Photobucket.com

(Agrandar)


Y observen cómo queda con las líneas dibujadas:

Image hosted by Photobucket.com

(Agrandar)


El pentagrama en cuestión podría verse de cualquiera de los dos modos, todo depende de qué lado decidamos colocarnos; pero si tenemos en cuenta el edificio que se encuentra en el punto inferior, el pentagrama debe verse de esta manera. Es decir que quienes habitan el edificio es así como lo "ven" o "lo sienten". ¿Y por qué se debe tomar en consideración a ése edificio en particular y no a ningún otro? Pues porque ése es el único edificio que ocupa un extremo (los otros extremos del pentagrama son solo rotondas) y porque el pentagrama en sí fue construido en evidente relación con él. ¿Y cuál es este edificio que merece tantas atenciones?
Pues este edificio no es otro que la Casa Blanca.

Image hosted by Photobucket.com

(Agrandar)


Ahora podrá discutirse si estos símbolos realmente tienen poder o no, todo depende de cuán escéptico uno sea. Lo que es innegable es que estos símbolos (digo éstos, en plural, porque hay más; mañana sigo con otro símbolo masón) fueron puestos por personas que sí creían en ellos y que, como veremos más adelante, aún andan entre nosotros.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...