25 ene. 2006

Oid los ruidos...

Image hosting by Photobucket


Hace un par de días Daniel escribió un post de esos que no se pueden pasar por alto. Sin embargo no ha tenido el apoyo que se merece. Y no me refiero solamente al post y al blog de Daniel, al que calurosa y afectuosamente invito a todos; sino a algo mucho más importante y que excede a cualquier blog: al tema tratado, tema que debería movilizarnos aunque más no sea en forma mínima.
Coincidentemente, he visto en varios blogs una proliferación de cadenas de esas que reunen cinco puntos varios y que luego de ser contestadas deben ser pasadas a lectores del blog en cuestión. No deja de llamarme la atención la celeridad con que estas cadenas son respondidas y propagadas. No deja de asombrarme que una propuesta como la de Daniel apenas tenga eco. No deja de entristecerme que la gente esté más que dispuesta a hablar de su ombligo que de algo que le afecta a otro en particular y a todos en general.

Image hosting by Photobucket


Y me apresuro a aclarar antes de que aparezca alguien rasgándose el tapado de visón intelectual: Cada cual puede hacer (y hace) de su blog lo que le canta, no estoy criticando a aquellos que deciden escribir sobre su última fantasía sexual; sobre el diseño de la pelota de fútbol del próximo mundial o sobre la germinación del poroto; sólo digo que no entiendo del todo cómo se dejan pasar ciertos temas en forma tan ligera.

Image hosting by Photobucket


Pero el asunto va un poco más allá. Una pregunta que a continuación nos llega solita: ¿No hay un tema diferente que movilize a gente diferente? Está bien que haya muchos a los que el tema de las papeleras les importe poco y nada y por diferentes razones (porque "eso está lejos, porque eso ocurre entre dos países sudamericanos ¿Y a quién diablos le importa sudamérica?, porque "no se puede hacer nada", etc. Pueden agregar aquí su propia errónea razón. Los errores que conllevan son tan obvios que no pienso detenerme a analizarlos).
¡Porque miren que tienen temas como para participar! Si no es eso puede ser cualquier otra cosa. Esto o aquello o lo de más allá.

Image hosting by Photobucket


Alguien, alguna vez, me escribió por correo: "No paso seguido por tu blog porque termino deprimida". Está bien, mejor no pases; que le vamos a hacer. Pero mejor sería que, aunque te revuelvan las entrañas, hicieras algo por alguien y, entonces, ya no habría razones para posts desagradables. Sí, suena medio utópico, lo sé; pero prefiero lo utópico a lo estúpido. Malas costumbres que uno tiene.

Image hosting by Photobucket


Sé que algunos de los que ha llegado hasta aquí se debe sentir un poco molesto o tocado por lo que digo, pero no es mi intención molestar a nadie en particular; solamente intento comprender la generalidad de algo que no termina de parecerme correcto o lógico.
Y recuerdo una vieja historia budista: Alguien le preguntó a un monje que predicaba el pacifismo a ultranza: "¿Y qué sucede si estás meditando y alguien quiere pegarte con un bastón? En ese caso -respondió el monje- deberás ser lo suficientemente violento como para quitarle el bastón y lo suficientemente pacífico como para no querer golpearlo a él."
Lo que quiero decir es que si se sienten molestos usen esa furia contra quien la merece, o por una razón que merezca la pena. Tienen muchas opciones entre las que elegir.

Image hosting by Photobucket


Y si bien no soy muy afecto a exponer cuestiones personales, me permito un ejemplo de éste tipo: Mi esposa, mi querida esposa siempre se ha sentido atraída por las ballenas. En casa hay libros, almanaques, fotos, futuros destinos, etc., etc. relacionados con las ballenas. Como todos sabemos, en éstos últimos tiempos las ballenas del mundo entero se encuentran en peligro, así que no es necesario ahondar en detalles. Mi esposa sabe que hay temas de importancia similar o mayor que podrían requerir su participación, pero ella sabe de ballenas y el tiempo del que dispone no es mucho; después de todo no es más que una simple mujer de clase media que debe trabajar afuera y trabajar en su casa también; es así que, en general, sólo se dedica a la participación activa en éste tema en particular. Y si bien a veces no puede hacer todo lo que quiere, al menos hace algo he intenta otro poco, lo que quizás no sea mucho, pero que, desde ya, es mejor que nada.

Image hosting by Photobucket


¿Cuántos somos Daniel? ¿Cuatro? ¿No seremos los famosos "cuatro gatos locos? No importa Daniel, seguro que vamos a estar bien acompañados.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...