24 sep. 2004

Con terroristas como estos....

Tengo un vago recuerdo de Cat Stevens. un día uno de mis hermanos y su novia aparecieron por casa con un disco simple y la excitación propia de los adolescentes que eran. Según ellos traían una canción estupenda, hermosa, única. Pusieron eldisco en el viejo Winco y esperaron con una sonrisa congelada que compartiéramos su estado de éxtasis. Mi madre y yo nos miramos sin saber qué decir. Ese breve lapso fue suficiente para desilusionarlos. La canción era The Year Of The Cat, el éxito de Cat Stevens en aquellos años. Aún recuerdo el estribillo y el tono de voz, tono que hoy emparento con el de James Taylor, pero quizás el paso del tiempo haya limado alguna de estas memorias y resulte ser que la realidad sea bien otra.
Hoy Cat Stevens reapareció en las noticias pero por algo menos creativo, menos ético, menos lógico. El gobierno norteamericano no solo prohibió la entrada de Stevens en Estados Unidos, sino que desvió el avión en el que viajaba "por razones de seguridad nacional" para luego deportarlo.
Me imagino el diálogo en la casa blanca:
-Señor Presidente, atrapamos a un terrorista en un vuelo a Washington.
-¿Terrorista? ¿Qué hizo?
-Err... bueno, es musulmán y criticó el atentado a las torres gemelas; juntó dinero para los niños de Irak y está a favor de Palestina. También fundó una escuela.
-¿Fundó una escuela? ¡Por Dios, éste tipo es realmente peligroso!

No hay nada mejor para exponer a un imbécil que dejarlo actuar; no hay nada mejor que dejarlo ser quien es y tomar nota de ello, ya que es lo mismo que será mañana y lo que será siempre.

He aqui la continuacion de esta fascinante saga del absurdo.

---------------------------------------------------------------------
Se puede confiar en las malas personas: no cambian nunca.
William Faulkner.
---------------------------------------------------------------------

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...