13 dic. 2005

Clemenciator

Hace un tiempo, de hecho, poco más de un año ya, me referí a la pena de muerte. Ya es bien sabida, entonces, mi posición al respecto.
Hace poco menos de dos semanas fue ejecutado Kenneth Lee Boyd, quien fue noticia simplemente porque fue el número mil en esta vergonzosa lista y ya sabemos que los números redondos siempre son bienvenidos para señalar efemérides y entrar al Libro Guiness de los Records.
Hoy me encontré con esta noticia. Como siempre pasa en estos casos, se pide clemencia al su Excelencia, el gobernador estatal, quien la negó rotundamente. Y no es de extrañarse; ¿Qué clemencia puede pedírsele a quien ya a dado claras señales de su racismo y de su intolerancia? Y una pregunta más ¿Por qué la vida de un hombre debe depender de las decisiones arbitrarias de otro, quien decide entre la vida y la muerte como si de un Dios se tratara?

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...