23 dic. 2005

1, 2, 3, probando...

Cada vez que alguien critica a los Estados Unidos se encuentra con argumentos del tipo "lo que pasa es que en el fondo los envidian" o inmediatamente uno es catalogado como "zurdo" o "comunista", como si esto, por sí solo, fuese un estigma que lo incapacitara para cualquier tipo de crítica justa. Ahora, la nueva moda es llamar "terrorista" a esa persona y listo: todo el mundo a apuntar con el dedo índice sin detenerse a pensar un microsegundo en lo que está haciendo o en el paquete que está comprando.

Así que hoy les dejo un par de enlaces para probar que la crítica que se le hace a ese país -al menos, la que se intenta hacer en este blog- tiene ciertos fundamentos.

1. Para empezar: Un video
donde mercenarios americanos se dedican a disparar a los autos civiles por simple y pura diversión.
2. Montaje de imágenes con la voz del terrorista mayor mintiendo en off.

3. Para el siguiente video les voy a pedir disculpas por adelantado, pero el único sitio donde lo conseguí tiene su página adornada con una gran variedad de imágenes pornográficas; pero como todos somos adultos -o deberíamos serlo- hagan de cuenta de que no vieron nada más que el video. En éste van a ver como un grupo de infantes de marina detienen y destruyen un auto civil por el delito de "robar madera" (observen la cantidad de madera que el auto tiene sobre el techo). Disparan sus armas contra el vehículo y luego le pasan por encima repetidas veces con un tanque de guerra, mientras ríen. El locutor nos informa que el conductor del auto les dijo que sólo era un taxista y que ése era su medio de ganarse la vida.

Sé que éste tipo de posts no es muy popular. Sé, también que estamos en épocas festivas y que debemos desearnos paz y felicidades y todas esas cosas bellas. Pero debo disculparme si mis genes de avestruz no están muy fuertes ni activos últimamente, no estoy con ganas de esconder la cabeza bajo tierra por el simple hecho de que el calendario me indica que estamos llegando al 25 de diciembre.
Soy un convencido de que los buenos deseos no sirven para nada si solo se brindan por medio de una tarjeta o de un saludo telefónico, creo que hay que trabajar activamente para que esos deseos se hagan realidad, ya que es el único modo de que rindan algún tipo de beneficio más allá de nuestra propia tranquilidad psicológica.
Así que feliz navidad, feliz año nuevo y blah, blah, bla. Considérense saludados, bendecidos, apoyados, sostenidos etc., etc. Pero no olviden de que aún hay trabajo por hacer.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...