20 jun. 2006

Enlaces

Photobucket - Video and Image Hosting


Éste juguete que ven en la foto ha sido retirado del mercado argentino a raíz de una denuncia hecha por un padre. El juguete en cuestión contiene una arma de fuego con silenciador y, más grave aún, una picana que funciona con pilas. Desconozco la fuerza de la descarga que el juguetito produce, pero poco me importa.

La noticia aparece en el diario Clarin del día de hoy; y me gustaría enlazarla, en un primer momento, con ésta nota.
Sé que el hecho de que un chico juegue con ladrillos de madera no es indicio de que estemos frente a un arquitecto; por ejemplo, pero en estos casos en particular no deja de preocuparme el hecho de que un chico juegue a torturar a otro. Si bien olvidar una carrera realizada con autos de juguete es una cosa, no creo que se pueda olvidar una conducta violenta y cruel una vez que se la ha disfrutado (y no nos llamemos a engaño, bien es sabido que los chicos pueden ser muy crueles a la hora de relacionarse con otros chicos o con sus mascotas).
También debemos tener en cuenta de que la sociedad argentina aún tiene mucho que trabajar y que los actos violentos son justificados con muletillas que, no por absurdas, dejan de ser cosa diaria ("Algo habrán hecho"; "A esos hay que matarlos a todos" y otras bellezas por el estilo).

Y ya que estamos, y para no salir siquiera de la edición de hoy de Clarín, también quiero enlazar el juguete y el juicio al asesino que ya han visto con ésta nota.
Para quienes no estén al tanto de la situación les resumo: hace poco más de dos semanas un hombre incendió un automóvil en el que dormía un indigente. "A éstos (por el indigente), hay que matarlos a todos"; dijo el individuo una vez que lo apresaron. ¿Con qué habrá jugado éste tipo cuando era chico?

Y, para terminar, como casi todos ustedes saben, debo escribir desde un cibercafé hasta que pueda tener el servicio de internet en mi casa. Tengo dos chicos a mi lado. El de la derecha juega al fútbol; el de la izquierda juega al Grand Theft Auto. Con un bate de béisbol golpea a un auto (con gente adentro), luego se acerca a un peatón y lo golpea hasta que la sangre mancha el asfalto; de todos modos el chico no se detiene, sigue golpeándolo hasta que todo el cuerpo es una mancha roja; después consigue una motosierra y ataca a varias personas a la vez, la sangre mancha la pantalla y el chico corre con su motosierra hacia otro grupo de gente que intenta huir despavorida (cosa que no consiguen hacer).

Quizás éste tipo de enlaces no signifique nada y, como dije antes, quizás el chico que juega con autitos mañana se dedique a torturar gente y el que hoy juega a matar cruelmente en una pantalla mañana sea un médico dedicado; pero sólo tenemos eso: un quizás demasiado amplio.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...