20 jun. 2005

Medir con diferente vara.

Mi intencion al escribir el post anterior fue la de hacer notar como la religion cristiana tiene como base historias tomadas de otras mitologias, lo que la convierte en poco mas que un conjunto de ideas poco originales. De ahi la pregunta que formule al final.
Los comentarios a ese post en particular giraron, basicamente, en torno a la idea de MATAR O MORIR por una creencia o ideal, cuando mi intencion fue hacer notar no solamente ese caso extremo, sino todo un amplio espectro de actitudes tomadas por las personas religiosas.
Me culpo por ello, ya que al formular la pregunta utilize solo el termino "matar" y ningun otro que "ablandara" la imagen que pretendia dar.
De todos modos el cruce fue interesante y dejo tela para cortar. Uno de los temas que quiero tocar es el que dejo abierto Juan Ignacio. Lo planteare directamente (ya lo habia hecho en los comentarios):

?Cuanto derecho tiene una persona en tratar de convencer a otro de que las ideas que el primero tiene son verdaderas?

Por favor, les pido que dejen de lado sus propias ideas para intentar contestar objetivamnete a esta pregunta.
Se que para aquellos que practican una religion es muy dificil dejar de lado esas creencias, asi que planteo el problema de esta manera: Si el hecho de creer en ciertas ideas los hace merecedores del derecho a su expansion, ?Permiten que otra persona que sostenga ideas diferentes tenga el mismo derecho?; Si es asi ?Pone en practica esa idea? (Con respecto a la primera pregunta no me refiero a la libertad social de reunion, etc., sino a la practica de una apertura personal hacia otras ideas; en definitiva: ?Aceptan estudiar otras creencias a fin de comparar su verdad?)
Particularmente creo que no lo hacen. Un cristiano sostiene sus ideas y no acepta las de -digamos- un musulman, aun sin conocerlas. Lo mismo ocurre, obviamente, en el caso contrario y para cualquier otro caso; solo falta cambiar los terminos "cristianos" y "musulman" por "judio", "sintoista" o, mas que nada, "ateo".


P.D.: Este post lo escribi al dia siguiente del post anterior, pero por problemas tecnicos no lo pude poner en el blog en ese momento. Hoy lo estoy haciendo desde la biblioteca publica, asi que les pido que disculpen la falta de acentos y el mal uso de los signos ortograficos (Tardaron cuatro dias en detectar el problema y van a tardar otros cinco en solucionarlo. !que suerte que tengo de vivir en el primer mundo! Por favor tenganme paciencia...)

Por el motivo anterior parte de este post ha quedado ya respondido en los comentarios hechos al post anterior, pero les dejo una nueva pregunta que tiene relacion con el tema:

Generalmente, cuando una persona creyente se entera de que soy ateo, intenta convencerme mostrandome el terrible destino que le espera a mi alma despues de que pase a mejor vida; ?no son estos argumentos violentos y cohactivos tambien?
Que las religiones no actuan violentamente en la actualidad es comunmente usado como argumento de evolucion (perdon por la expresion), pero esa evolucion no fue lograda por las religiones mismas, sino por la sociedad laica. Aun asi, las religiones, sobre todo la cristianas en general y la catolica en particular (en occidente) y la musulmana (en medio oriente) aun promueven actitudes retrogradas y violentas, en menor o mayor medida.

15 jun. 2005

Un Deja-vu divino.

Image hosted by Photobucket.com

Nu-wa, Creadora de la humanidad.


Cuando la Tierra se separó del Cielo, no se conocía la especie humana aunque había ríos, lagos, montañas y mares. La diosa Nu WA descendió un día al mundo y vio todo tipo de animales, pero se sintió sola porque no había nada que se pareciera a ella y que pudiera hablar. Se sentó a la orilla de un lago, amasó barro con el que hizo una figura imitando su propia imagen reflejada en la superficie del agua.
Jugueteó un poco con la figura de tierra y le dio un soplo divino. La figurita cobró aliento y empezó a parpadear. La depositó en el suelo para que caminara a su alrededor, mientras que ella modeló otras figuritas más o menos parecidas, que cobraron vida también con un soplo de su respiración providencial.
No se contentó en crear imágenes sólo de mujeres, empezó a conformar hombrecitos para que formaran parejas con las mujeres existentes en el mundo. Así, tras trabajar un buen rato en la creación de la humanidad, creyó necesario acelerar el proceso. Cogió una cuerda larga cubriéndola de lodo, y empezó a girarla, desperdigando pedacitos de barro a su alrededor, que al caer al suelo se convertían en figuras de niños y niñas que se alejaban alegremente.
Así nació la humanidad, hecha de barro y animada en el aliento de la diosa.


La historias se repiten, la historias se realimentan, se amalgaman, se influencian. ¿Cómo es posible que aún haya gente que esté dispuesta hasta a matar por sostener ideas semejantes?


Image hosted by Photobucket.com

14 jun. 2005

Juventud, divino tesoro.

Seguramente ustedes, al igual que yo y que la mayoría de los mortales que tenemos una casilla de correo electrónico, habrán recibido alguna vez uno de esos mensajes en los que se nos relata una desgraciada historia sufrida por una familia de algún ignoto rincón del universo y que si reenviamos el mensaje alguna gran empresa (Microsoft, AOL, etc.) les pagará algunos centavillos, por lo tanto si uno borra el mensaje se transforma en una especie de Atila cibernético.
Pero tembién a veces he recibido mensajes pidiendo ayuda, mensajes que sí he podido comprobar que pertenecen a grupos que se dedican a ayudar o, al menos, que intentan movilizar a las sociedades.
Uno de ellos es Por los chicos, sitio que con un par de segundos que se le puedan dedicar por día ayuda a paliar -siquiera momentáneamente- el problema de algunos chicos argentinos.
Pasen por allí, es muy poco tiempo el que se necesita y para que no dejen de hacerlo el enlace permanente quedará por aquí cerquita, en algún lugar a la derecha de la página.

Y para que no dejen de olvidar en qué planeta estamos los dejo con éste encanto (sí, ya sé que la cosa viene por parte de los padres, pero supongo que en este caso tenemos una gran posibilidad de que la historia se repita).

Image hosted by Photobucket.com

13 jun. 2005

Posiciones encontradas

Image hosted by Photobucket.com Image hosted by Photobucket.com


Bioy Casares, en el estudio preliminar al volumen Ensayistas ingleses dice, en referencia a Joseph Addison:
"Addison fue un hombre ordenado en su vida y en sus escritos, extraordinariamente civilizado y urbano. Su carácter era pacífico, amable y bondadoso. «Sin embargo», relata Swift, «cuando hallaba a alguien invenciblemente equivocado, adulaba sus opiniones y lo hundía aún más en el error».

En uno de los relatos de Antología Zen recopilados por Thomas Cleary encuentro éste retrato de Yûshôshi:
"Una de las particularidades de Yûshôshi era la de decir exactamente lo que pensaba en las discusiones con los demás médicos, ya fueran amigos o desconocidos. Si veía que estaban equivocados, les explicaba por qué él pensaba como pensaba, dirigiéndose a ellos sin ninguna vacilación. Si oía que alguien decía algo erróneo. discutía abiertamente. Él mismo afirmaba que lo hacía para ayudar a los demás. En todo caso, y como consecuencia, algunos doctores lo consideraban loco y otros lo consideraban demasiado directo".

Sin duda, en un primer momento uno está de acuerdo más con Yûshôshi que con Addison, aunque cuando uno se detiene un poco y observa las cosas con más tranquilidad debe reconocer que la actitud de Addison no carece de cierto cínico encanto. Otro punto es el de la posibilidad real de la actitud de Yûshôshi; ¿Cuántas personas aceptarían convivir con una persona así? Y si fuera cada uno de ustedes el que actuara de ese modo, ¿Cuánto tiempo tardaría en quedarse solo?
Yo, por mi parte, estoy seguro de que una de las primeras personas que huiría de mi presencia sería cierta mujer de cuyo nombre no quiero acordarme, y que lo haría porque ella es una de esas personas "Que dicen las cosas de frente, ¿viste? Yo soy muy frontal". Generalmente esas personas son las que menos aceptan una crítica y -mucho menos- si esa crítica tiene algo de frontal.

11 jun. 2005

Support Our Business

No se quién fue el de la idea, pero por lo menos yo las vi por vez primera en referencia a los grupos de apoyo en la lucha contra el SIDA. Hablo de esas cintas rojas que algunas personas llevaban en la solapa de sus trajes o en sus vestidos y que indicaban que ellos apoyaban de alguna manera a entidades que luchaban contra esa enfermedad. (Curiosa forma de beneficencia: Beneficencia Publicitaria), pero bueno, eso vaya y pase, despues de todo es una mal menor, un granito de arena en las desérticas tormentas de mediocridades a los que estamos habituados.

Desde hace apenas un par de meses, he comenzado a ver unas cintas rosas como éstas:
Image hosted by Photobucket.com Image hosted by Photobucket.com

Cinta que indica apoyo a la lucha contra el cáncer de seno (A veces sólo es la cinta, a veces lleva inscripciones como "Support the Cancer Fight" o "Find the cure" o "Survivor") Y ahí fue cuando apareció el vivo de siempre y tomó nota de que se podía hacer un buen negocio con el asunto.
Así fue que comenzaron a verse en los baúles de los automóviles unas calcomanías imitando la forma de cintas con diversas leyendas, como:
Image hosted by Photobucket.com"Support Our Troops" (Apoye a nuestras tropas);
Image hosted by Photobucket.com"Freedom Isn't Free" (Estúpido juego de palabras que significa "La libertad no es gratis");
Image hosted by Photobucket.comel clásico"God Bless America" (Dios bendiga a América);
Image hosted by Photobucket.com y, para quienes no quieren ser tan amplios o no quieren dejar lugar a dudas sobre lo que le desean al resto del mundo también tenemos un soberbio "God Bless The USA" (Dios bendiga a los Estados Unidos).
Image hosted by Photobucket.com Image hosted by Photobucket.com

Incluso algunas de las cintas vienen en un atractivo camuflado (cosa que hace un poco complicada le lectura) o con los colores de la bandera estadounidense, aunque la mayoría son en un amarillo fuerte, cosa que se vea bien de lejos (Por lo visto, lo de la Beneficencia Publicitaria no es solo patrimonio de los famosos).
Así que gracias a alguien a quien se le prendió la lamparita y que está haciendo pilas y pilas de billetes (cada calcomanía vale entre 3,50 y 4,50 dólares) ahora tenemos un montón de autos adornados con cintitas de todo tipo y color, con lo cual lo que era un aburrido viaje por la autopista se ha transformado en un entretenido juego, el de descubrir qué nueva cinta ha aparecido en el mercado.
Les cuento las dos últimas que descubrí: las que en el centro del lazo forman un corazón y las que forman una cruz.

Image hosted by Photobucket.com
Image hosted by Photobucket.com
¡Qué delicia vivir en una sociedad tan patriota y tan elegante!


Actualización de último momento: acabo de descubrir una nueva: la cinta verde de "Right Ovarian Cancer" (no pienso hacer chiste alguno con esto para no herir susceptibilidades delicadas)
Image hosted by Photobucket.com

Y para los auténticos patriotas tenemos el kit completo:

Image hosted by Photobucket.com

Después no digan que no les avisé.

10 jun. 2005

SEGUNDAS PARTES.

He vuelto, posiblemente a medias pero he vuelto.
No es que todo se haya solucionado y que ahora viva en un estado de dicha y felicidad similares a los que podrían encontrarse en el paraíso o, al menos, en California; pero algo se ha solucionado (aunque otras cosas han venido a ocupar su lugar) y creo que también deberé obligarme un poco a escribir en este lugar; sin dudas eso podría ayudar a refrescar una a veces demasiada cansada cabeza.
Extrañé este lugar y los extrañé a ustedes; y no exagero: vivir en una ciudad mediocre hace que uno se sienta más solo que en medio del Sahara, aún rodeado de millones de personas. No deja de ser sorprendente, no deja de ser terrible, el hecho de que vivimos rodeados de personas y tenemos que buscar la compañía de otras pocas personas desperdigadas por el mundo, uno aquí, uno en España, otro en Argentina, otro en Perú, etc. Maravillas/pesadillas del tiempo que nos ha tocado; podremos hablar de él, criticarlo o entenderlo o maldecirlo; pero no creo que podamos hacer mucho para cambiarlo.
Y hablando de cambios, debo aclararles que posiblemente FESTIVAL DEL ODIO se transforme en un espacio un poco más caótico. No creo disponer de tanto tiempo ni de tantas fuerzas como antes, así que por el momento El Criticón y Oh, My God! van a dejar de estar en coma profundo para pasar a estar en el limbo (no, no puedo, me resisto a verlos morir) y FESTIVAL va a ser el reducto donde se van a amalgamar los tres temas; sólo espero que el caos no sea demasiado confuso (linda idea la de un Caos Organizado, no?)
En fin muchachos, he vuelto; posiblemente a medias pero he vuelto.
Un abrazo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...