15 abr. 2012

Breve nota de un sudaca a los civilizados del norte

>
"Y de repente el toro miró hacia mí. con la inocencia de todos los animales reflejada en los ojos, pero también con una imploración. Era la querella contra una justicia inexplicable, la súplica contra la inexplicable crueldad. Ésta vez él me tuvo piedad a mí, y me sentí la peor basura del mundo".
Desconozco el nombre del torero al que se ha citado aquí. si alguien lo sabe, le agradecería que me lo hicieran llegar.

                            

Dice el escritor y periodista Jorge Ross en su libro La hora de los Jueces: ´´Es preciso estar mentalmente enfermo o ser el lógico engendro de una ignorancia tenebrosa para disfrutar con la práctica de la crueldad, pero utilizar el instrumento de la retórica para que esa práctica perdure, convertida en un derecho humano, es el acto demoníaco por excelencia´´.
                     

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...