24 feb. 2007

De ciegos y atletas

Vivimos en la época del sucedáneo, del subterfugio, de la elipsis. Acabo de escuchar en la radio a un imbécil que hablaba de "videntes con capacidades especiales" para referirse a los ciegos. Creo que es mucho más cruel -además de incómodo para el que habla y molesto para el que oye- llamarlos de esa manera que hacerlo del modo más directo.
Pero así es todo, ahora ya no hay más conductores de programas o locutores, ahora hay "comunicadores sociales"; ahora a las rutas se las llama "vías comunicacionales"; los médicos y enfermeras son, desde hace un tiempo "trabajadores de la salud" y la lista continúa.
A partir de ahora, y a pesar de mi asma profundo y persistente, voy a pedir que se me llame un "atleta con capacidades diferentes", capacidades que incluyen el no poder correr los cien metros en menos de treinta segundos, la imposibilidad de agarrar una raqueta y pegarle a una pelotita que me sea arrojada a más de metro y medio de donde me encuentro parado, o el que mis improbables compañeros de fútbol, al verme entrar con paso seguro pero que durará bien poco, ellos lo saben, me atajen con el inevitable "Che gordo, vos vas al arco"

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...