20 jun. 2006

Enlaces

Photobucket - Video and Image Hosting


Éste juguete que ven en la foto ha sido retirado del mercado argentino a raíz de una denuncia hecha por un padre. El juguete en cuestión contiene una arma de fuego con silenciador y, más grave aún, una picana que funciona con pilas. Desconozco la fuerza de la descarga que el juguetito produce, pero poco me importa.

La noticia aparece en el diario Clarin del día de hoy; y me gustaría enlazarla, en un primer momento, con ésta nota.
Sé que el hecho de que un chico juegue con ladrillos de madera no es indicio de que estemos frente a un arquitecto; por ejemplo, pero en estos casos en particular no deja de preocuparme el hecho de que un chico juegue a torturar a otro. Si bien olvidar una carrera realizada con autos de juguete es una cosa, no creo que se pueda olvidar una conducta violenta y cruel una vez que se la ha disfrutado (y no nos llamemos a engaño, bien es sabido que los chicos pueden ser muy crueles a la hora de relacionarse con otros chicos o con sus mascotas).
También debemos tener en cuenta de que la sociedad argentina aún tiene mucho que trabajar y que los actos violentos son justificados con muletillas que, no por absurdas, dejan de ser cosa diaria ("Algo habrán hecho"; "A esos hay que matarlos a todos" y otras bellezas por el estilo).

Y ya que estamos, y para no salir siquiera de la edición de hoy de Clarín, también quiero enlazar el juguete y el juicio al asesino que ya han visto con ésta nota.
Para quienes no estén al tanto de la situación les resumo: hace poco más de dos semanas un hombre incendió un automóvil en el que dormía un indigente. "A éstos (por el indigente), hay que matarlos a todos"; dijo el individuo una vez que lo apresaron. ¿Con qué habrá jugado éste tipo cuando era chico?

Y, para terminar, como casi todos ustedes saben, debo escribir desde un cibercafé hasta que pueda tener el servicio de internet en mi casa. Tengo dos chicos a mi lado. El de la derecha juega al fútbol; el de la izquierda juega al Grand Theft Auto. Con un bate de béisbol golpea a un auto (con gente adentro), luego se acerca a un peatón y lo golpea hasta que la sangre mancha el asfalto; de todos modos el chico no se detiene, sigue golpeándolo hasta que todo el cuerpo es una mancha roja; después consigue una motosierra y ataca a varias personas a la vez, la sangre mancha la pantalla y el chico corre con su motosierra hacia otro grupo de gente que intenta huir despavorida (cosa que no consiguen hacer).

Quizás éste tipo de enlaces no signifique nada y, como dije antes, quizás el chico que juega con autitos mañana se dedique a torturar gente y el que hoy juega a matar cruelmente en una pantalla mañana sea un médico dedicado; pero sólo tenemos eso: un quizás demasiado amplio.

15 jun. 2006

Historia Futura

Photobucket - Video and Image Hosting


Cada vez que hago pública mi total oposición a la política de los EE.UU. suele aparecer alguien que me tilda de "zurdito", "bolche" o algún que otro sinónimo. También suele aparecer aquel que dice "¡¿Pero siempre la culpa es de Estados Unidos?!" (Pregunta que hace varios años escuché en boca de Bernardo Neustadt, por ejemplo).
Y el problema reside en que uno debe bucear en la historia -más o menos lejana- para buscar pruebas, datos, hechos. Pero claro, a estas personas poco le importan los hechos y sus pruebas; con el simple argumento de que todo eso es "propaganda comunista" se niegan, siquiera, a una mirada mínima a lo que se les pone ante los ojos.

Y aquí me permito parafrasear a Félix Luna; ya que para mí "Todo es Historia". Es un error común suponer que la historia es algo que está en el pasado y, cuanto más lejos en el tiempo, más histórico se vuelve.
Bien podemos considerar -al menos a mí me gusta hacerlo- al presente como hisotira futura; entonces, bajo esta perspectiva, los invito a leer ESTA NOTICIA.
Esto ocurrió hace unos días y es lo mismo que EE.UU. ha hecho en sitios tan distantes como Nicaragua, Laos, Angola o Irán y a lo largo de muchos, muchísimos años. Ahora quieren a Venezuela y noten los argumentos: Proteger el petróleo.

Es decir: considerar lo que no es de ellos como si lo fuese; decidir cómo debe actuar un gobierno extranjero; decidir la política exterior de otro país y decidir su política económica.
No me digan ahora que esto es propaganda de izquierda o propaganda terrorista o lo que sea.
¿Quién puede dudar o negar la actitud terrorista de Estados Unidos? No creo que nadie pueda argumentar nada a favor de esta actitud violenta, agresiva y antidemocrática.
Esta noticia de hoy es la historia del mañana. No la olviden.

6 jun. 2006

666

Photobucket - Video and Image Hosting


Ya. Una vez más. El triple seis anda por aquí y, como alguien (muy acertadamente) dijo: La realidad supera a la ficción.
En Inglaterra anda una tal Melissa Parker a la que le han fijado como fecha de parto el día de hoy y a sufrido una crisis porque teme que su hijo sea el Anticristo. En lugar de disfrutar el que podría ser el mejor día de su vida, la pobre idiota anda con los pelos de punta por una superstición ridícula (Además, como si fuese la única mujer que va a parir hoy).

Aquí, en Mar del Plata, el periódico local La Capital, nos informa que hoy no se van a efectuar bodas en la ciudad. ¿Algo que ver con el 666? Pues no. El Registro Civil de esta ciudad tiene por norma utilizar los días martes para trámites internos; por lo tanto ni éste ni ningún martes se llevan a cabo casamientos legales. Pero sólo hoy es noticia. Es decir que el artículo de La Capital en realidad es un no-artículo; un recuadro donde se nos dice que hoy no ocurrirá lo que de hecho nunca ocurre.

Y siempre están los vivos de siempre. Los que viven de la estupidez ajena. Así que hoy se estrena "La Profecía", remake casi textual de homónima película de 1976. Y también hoy martes se edita (no tengo los datos a mano) un libro titulado "Historia del Diablo" o algo así.

Ya vamos a tener en Discovery Channel "La semana del Anticristo" con sus ligeras variantes y cosas así.

2 jun. 2006

Caos doméstico

Quiero disculparme con todos aquellos que han pasado por aquí (y que lo siguen haciendo, según veo en el haloscan) por mi desaparición sin aviso. Festival no ha muerto y espero que no lo haga; al menos voy a dar todo lo que pueda para que esto no ocurra.
Las razones de mi ausencia son sencillas y, quizás, poco justificables; pero a mi me parecen tan sólidas como una roca: Mi casa es un caos viviente. Aún hoy, a casi tres meses de mi llegada a Mar del Plata (y a dos meses de mi último post ¡Cómoo pasa el tiempo!) los albañiles siguen trabajando y mis cosas continúan durmiendo dentro de las cajas en las que ha viajado desde los Estados Unidos. Para que tengan una idea puedo decirles que hemos podido acondicionar una habitación para poder dormir tranquilos y poder paliar el frío, pero el resto de la casa está a medio camino.

Pero ya falta poco, supongo que podré desempacar mi PC y el resto de las cosas en un tiempo más o menos breve; mientras tanto sigo reencontrándome con la ciudad, con mis amigos y con lo que ha quedado de mi biblioteca (de unos seiscientos volúmenes, por esos misterios insondables del universo, han sobrevivido menos de cien).

Los posts anteriores los he escrito desde cibercafés, pero la verdad es que la mayoría son ruidosos y cansadores; ahora estoy en uno de ellos que parece un oasis en medio del desierto: estoy solo con el dueño del local y por fortuna no tiene encendida la radio ni música alguna.

Ya lo he prometido antes y vuelvo a hacerlo: vuelvo pronto. Aún si las cosas en mi casa volvieran a atrasarse, vuelvo pronto.

¡Y nuevamente gracias a todos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...