29 nov. 2005

Noticias de entrecasa.

Extraño estar por aquí, créanme; pero hay varias razones que no solo me mantienen alejado de la PC, sino también de las noticias en general y de las lecturas en particular (eso lo siento aún más, debo confesarlo).
Pero no todo es malo, que va. No sé si estoy siendo presa de un optimismo irresponsable o algo similiar, lo cierto es que me encuentro en medio de un caos de telefonos, citas, decisiones, etc; pero me siento feliz y con muchas ganas de seguir haciendo cosas (hasta he estado pensando en retomar la novela que hace meses está durmiendo en un cajón, por ejemplo).
Ahora que lo pienso, quizás el hecho de haberme alejado de todo lo que sea noticias y medios en general sea lo que a permitido este crecer del optimismo y del bienestar (el problema es que Festival del Odio no es un lugar donde se hable en primera persona del inconsciente que lo escribe, de hecho, me gusta bien poco hablar de mí mismo, ¡pero es que hoy no tengo otro tema!), lo que me ha transformado un poco en un Robinson Crusoe en medio de una ciudad enorme, lo que no está mal. Miami es una ciudad tan mediocre que el hecho de estar viviendo en una burbuja me parece lo más adecuado.
Y ya que estamos de entrecasa finalizo con las noticias domésticas en forma de los tres puntos más importantes que me mantienen alejado del blog:

1. Mi casa sigue siendo un desastre. Sí, un mes después de la perra de Wilma aún sigo con el temita del techo; pero no voy a hablar más de esto, ya que si no estos posts parecerán un refrito de temas intrascendentes.

2. El trabajo: bastante y grande. Mejor así.

3. El fin del sueño (pesadilla debería decir) americano: ya he comprado los pasajes y el día 6 de marzo estaré pisando mi querida Mar del Plata, previa escala mañanera en Buenos Aires; lo que hace que ya esté preparando papeles legales, viendo qué cosas em llevo y qué no, etc. etc. etc.
En fin, supongo que si pusiera aquí una puteada con todas las letras nadie lo notaría, ya que no creo que persona alguna en su sano juicio haya llegado hasta este punto, pero esto es lo que hay por ahora. Creo que para el bien del blog en general es mucho mejor un Borgeano medio caliente o algo así, pero déjenme disfrutar un poquito de esta extraña sensación de euforia, solo hasta que la realidad me vuelva a mis cauces habituales.

Uno de mi calle de ha dicho
que tiene un amigo
que dice conocer a un tipo...

5 nov. 2005

En una palabra: Mil Gracias

Bien, antes que nada quiero agradecer a TODOS sin excepción por su aliento y su sincera preocupación. Espero poder disponer de algún tiempo libre muy pronto (al menos lo suficiente como para empezar a escribir alguna cosita todos los días o, al menos, día por medio). Les cuento que el servicio eléctrico ya nos fue restaurado. Con respecto al techo de mi casa tuve que hacer el trabajo yo solo, ya que las compañías que se dedican al rubro están aprovechando la situación y piden cifras ridículas, además de que "dan turno" para fines de noviembre o fines de diciembre, por ejemplo; y sólo por venir a ver qué es lo que hay que hacer cobran 300 dólares (Mi esposa protestó un par de veces: "Escuche, acá en las páginas amarillas dice que los presupuestos son gratis"; "No señora, eso está erróneo..." (Sic)) En fin, como dice el dicho: A río revuelto...
El problema que se me presenta ahora es que de la parte exterior del techo solo pude hacer la mitad, ya que no hay material suficiente en todo el sur de la Florida para los arreglos que hay que hacer (Se estima que para arreglar todos los techos que Wilma dañó se necesitará todo un año de trabajo). Así que del exterior voy por la mitad y del interior NADA. No creo que haga falta consultar a los astros para saber que me espera un futuro algo húmedo.
De todos modos, creo que -al menos en un sentido blogósfero del término- la cosa se estará normalizando a la brevedad. Espero que el resto también.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...